• Marco Chayo

El león y el ratón

Resumen de una fábula que deja una buena enseñanza…

Un león dormía en la falda de una montaña, cerca de él, jugaban unos ratones de campo; uno de los ratones, para demostrar su valentía dio un salto por encima del león, pero el león teniendo buenos reflejos lo alcanzó con sus garras.

El ratón viendo que su vida estaba en peligro, le rogó al león que por favor le tuviese piedad y no le hiciera daño, ya que lo que había hecho, no lo hizo por maldad, sino más bien por diversión e ignorancia.

El león viendo que el ratoncito hablaba con la verdad, y que además era un animal pequeño, indefenso y no era digno de ser devorado por ser como el, lo dejó ir.

Poco tiempo después de este suceso, el león caminaba por el bosque, cuando cayó en una trampa, y viéndose atrapado en la red, comenzó a rugir con fuerza.

El ratón al que el león le había perdonado la vida, estaba cerca del lugar y vio como el león estaba atrapado en la red; recordando que el león le había perdonado la vida, corrió para ayudarle, mordiendo la red para liberar al león.



Este relato nos sirve para entender que:

Seguramente el nuevo emprendedor sienta que es pequeño a comparación de las grandes empresas, y que se hace imposible competir con ellos en lo referente a entregar valor a los clientes.

Ante ello, la clave está en satisfacer las necesidades de un mercado determinado y aprovechar las oportunidades que se dan para poco a poco ganar atracción. Para eso hay que conocer las fortalezas y debilidades de uno mismo y descubrir qué es lo que se puede hacer por los demás.

Asimismo, entender que nunca se debe menospreciar a ningún emprendimiento por su tamaño, posición o condición; cualquiera podría llegar a ser tu aliado comercial.

19 vistas

    ©2018 by Marco Chayo | Arica, Chile

    • Facebook - Círculo Negro
    • LinkedIn - Círculo Negro
    • Instagram - Negro Círculo
    • Twitter - Círculo Negro